sábado, 14 de marzo de 2015

Accesibilidad en el día a día Librería EL ATENEO


En un jueves como cualquiera había en EL ATENEO, la segunda librería más bella del mundo según THE GUARDIAN, que se encuentra en Buenos Aires una presentación de arte. Mi primo era uno de los artistas que exponían su obra y me sentí feliz porque fuera allí, ya que recordaba que podía entrar y moverme con libertad.

En este post muy corto y sencillo les quiero contar unos detalles sobre la ACCESIBILIDAD de la LIBRERÍA EL ATENEO, que se encuentra en la Aveninda Santa Fé 1860, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.  

Desde la calle hacia adentro de la propiedad:
ENTRADA: a pie plano, significa sin escalón, lo que a muchos nos hace feliz.

PRIMER RECINTO: se extiende desde la entrada hasta una escalinata que salva un desnivel de 5 escalones, en la parte derecha de la escalera hay una rampa. Es la que ven en la foto. Para alguien en silla de ruedas que va solo y tiene poca fuerza en los brazos es imposible de subir. Con asistencia se precisa a alguien con bastante fuerza. Por esa razón me bajé de la silla, subí la escalera y Adrián subió la silla, siempre e bueno conservar la columna de quien te acompaña.


SEGUNDO RECINTO: se extiende luego de la escalera y rampas, desde donde se encuentran las cajas en las que se abonan los libros y los baños hasta el bar - escenario, porque esta librería supo ser un teatro el GRAN SPLENDID. En este segundo espacio se puede transitar fácilmente sea caminando o rodando con andador o silla de rueda ya que los espacios son muy generosos.

EL BAR ESCENARIO: ni bien se entra aparte de no alcanzar la vista para admirar la cúpula o el espacio que se abre hacia el subsuelo al que se va por una escalera mecánica, se divisa un gran telón abierto que alberga un bar. Al llegar a él hay un gran desnivel, 28 centímetros, salvados por un único escalón y una única rampa que todos usan a pesar de lo exigida que es puesto que es menos exigida que levantar la pierna y hacer el esfuerzo de subir y tal vez molestar a alguna persona en la cecanía al borde. Toda la extensión entre el desnivel y el suelo del segundo recinto no tiene ningún cerramiento asique cuidado al sentarse y pararse en las mesas cercanas al desnivel. Las sillas son cómodas y las mesas son correctas para una silla de ruedas.






ESPACIO DE EXPOSICIÓN: Se encuentra en el segundo piso, se accede por un ascensor de dimensiones correctas en el que entra una silla de ruedas standard y dos personas. El espacio es muy cómodo para ser transitado, Adyacente a él se accede a unos balcones donde se aprecia más de cerca la bella pintura de 1919 que celebra el final de la primera guerra mundial.


SUBSUELO:  es el espacio dedicado a la literatura infantil, se accede por escalera mecánica y ascensor.

BAÑO: dentro del baño hay dos unidades de medida regular con puerta que abre hacia adentro y uno accesible con lavabo incorporado con puerta que abre hacia afuera. La transferencia es hacia la izquierda y las medidas del baño tanto como la disposición de los artefactos es correcta.

En conclusión, un lugar que merece la pena conocerse que sirve para comprar libros, tomar café, ver buenas exposiciones y pasar un rato agradable.

La vereda afuera es ancha y en las inmediaciones hay bastantes rampas en las esquinas. A la vuelta hay un estacionamiento.